¿A cuánto tienes el kilo de clic?

Si la primera pregunta es esta o alguna de sus variantes.

Ya me puedo relajar, ya sé que no me vas a contratar.

Y podemos charlar de lo que sea, me encanta charlar y saber de las personas.

Pero ya no te voy a intentar convencer de nada, así que a disfrutar.

Eso no quiere decir que no sea una pregunta importante, lo es, y mucho.

Pero en mi opinión, hay que hacerse algunas otras preguntas antes.

¿Pon ejemplos?

Voy.

¿Quién es mi cliente?

¿Dónde está mi cliente? ¿Me está buscando online?

¿Qué problema quiere resolver con mi producto o servicio?

¿Es muy grave su problema? ¿Hay una demanda real?

¿Tengo suficiente capacidad como para atender la demanda? 

¿Cuento con los recursos materiales y humanos para atender esa demanda?

¿Cuál es mi margen de beneficio?

¿Cuántos clientes necesito para tener un retorno de la inversión?

Sí me empiezan hablando de su empresa, de su producto, de sus planes, de sus sueños, de sus deseos.

Si me dicen si las visitas tienen que hacer algo concreto, o solo quieren darse a conocer.

Si queremos llegar a cuenta más gente mejor, o solo podremos anuncios en una localidad.

Entonces me pongo contento, para entendernos, si fuese perro se me movería el rabo.

Porque con esta información puedo armar una buena propuesta, elegir bien la estrategia.

En serio, no hay nada mejor que oír el Clin de la caja registradora de mis clientes.

A cuanto tienes el clic deja de ser tan importante, lo importante pasa a ser donde lo vamos a invertir.

¿Qué? ¿Cómo?

Sí, mira, esto es muy sencillo.

Si cada cliente tiene un ticket medio de 100 €.

¿Qué prefieres?

10 clics a 0,05 que convierten 1 de cada 10 clientes.

10 clics a 0,5 € que convierten 4 de cada 10 clientes.

10 clics a 0,8 que convierten 9 de cada 10 clientes.

Yo te diría que ninguna de las anteriores.

No tengo ni idea, porque no conozco tu negocio, y todo esto es un ejemplo que me he inventado.

Muchas veces no lo vamos a saber hasta que no empecemos a invertir y veamos la reacción del público.

La revisión de la campaña y que estén siempre optimizadas es clave. 

Para mí la revisión es el 50% o más del éxito de una campaña.

Por eso hay que empaparse de conocimiento, para poder tomar buenas decisiones por ti.

Vuelve a mirar el ejemplo.

Estoy seguro de que acabas de responder muchas de las preguntas que te propongo sin esfuerzo.

Tú no has tardado ni un segundo en elegir la opción correcta para ti.

Lógico, es tu negocio, nadie lo conoce mejor que tú.

Mi trabajo empieza así, haciendo preguntas.

No me gusta meterme donde no me llaman, ni averiguar tus más oscuras pasiones y secretos.

Si me los cuentas bien, no me voy a asustar.

Pero si no aportan al proyecto no es necesario.

Lo que quiero es que tu inversión sea rentable, que ganes dinero, y yo que lo vea, que los rabos se muevan.

Si esto te parece interesante tienes más detalles en mi página.

Te abraso a correos para que quede todo claro.

Si te parece bien me contratas. 

Si no te parece bien te das de baja. 

Y si hay alguna duda que no he resuelto, me escribes y me lo cuentas, que no paren de moverse los rabos.

Este es el enlace para ir de acá a allá.

P.D. ¡Clin!

Jesus Parrado Alameda Web 300 225

Los mejores consejos sobre marketing digital que puedes aplicar hoy contandos de manera sencilla y entrenida

Todo ha salido bien.

Share This