Una es con cloroformo.

En plan película de Stephen King.

Y los vas almacenando en un sótano.

Yo por lo menos tengo esta sensación cuando no me dejan ni respirar, ni decir una palabra.

Cuando me cuentan todo el rollo de seguido sin que pueda rechistar.

Me siento así, secuestrado, sin poder respirar.

Así que no me parece muy buena idea.

Y si queda alguno con un problema de empatía leyendo esto, repito, no es legal, usar cloroformo para atraer clientes, no es legal, no.

Bien.

Esto nos puede pasar si elegimos el tipo de campaña incorrecta, o no elegimos bien el sitio donde hacemos publicidad.

Por eso es tan importante saber donde están nuestros clientes.

Para utilizar las herramientas adecuadas y llegar con el mensaje correcto.

Técnica número dos.

Por aburrimiento.

Una vez me dijeron mis amigos que ligaba por aburrimiento.

Sí, que hablaba y hablaba y que al final las chicas se enrollaban conmigo para no tener que oírme.

Eso solo pasó una vez, como mucho dos.

Y he mejorado bastante desde entonces.

O eso pienso yo…

Un abrazo chicos.

Bromas pesadas y gratuitas aparte.

Es verdad, el aburrimiento espanta muchos clientes.

Y más ahora, que tienes que estar a codazos con tanta distracción, con el constante bombardeo de estímulos.

Si algo te aburre sigues con lo siguiente.

Siguiente serie.

Siguiente película.

Siguiente oferta.

Siguiente enlace en la lista.

¡Siguiente!

Esto nos puede pasar con nuestra página de aterrizaje, landing page o página de venta.

Para entendernos, la página a donde dirigimos a las visitas cuando hacen clic en nuestro anuncio.

A todos nos da miedo lo que pueda pensar el que visita nuestra página.

Queremos gustar y que nos compren y por eso nos parece mejor no arriesgar.

Poner lo mismo que pone todo el mundo para no desentonar.

Pero esto nos hace muy poco atractivos, nos hace aburridos y planos.

Siguiente.

Entonces ¿Mi página tiene que ser un parque temático para las visitas?

Pues lo más seguro es que no.

No hay que volverse locos, y pasar al otro extremo, esto también puede ser muy malo.

Hay que tratar de mantener la cabeza fría, y el corazón caliente.

Entender y comprender quienes son tus clientes.

Contar historias, las tuyas, las que seguro utilizas todos los días.

Se trata de ser natural, y usar el lenguaje y el tono apropiado.

Y hacer más atractiva tu oferta en tu página de venta.

A veces tenemos que recordar que le hablamos a otras personas.

Porque los robots de internet no necesitan nada de lo que le puedas vender.

Pero las personas están deseando saber de ti.

Si ya tienes una lista de contactos, por pequeña que sea, tienes mucho ganado.

Puedes seguir conectado con las personas que te han dado su confianza con el email marketing para seguir vendiendo.

Si no saben de ti ya sabes lo que pasa.

Siguiente.

Si no tienes suficiente tráfico en tu web, o las visitas que llegan son solo curiosos.

Si te visitan más los robots que tus clientes de verdad.

Si se marchan de tu página de ventas sin volver nunca jamás.

Si tienes una lista de contactos aburrida en un cajón que necesita un poco de aire.

Te puedo ayudar.

Tienes más detalles en el siguiente enlace.

P.D. Puede que te interese solo una cosa, puede que ninguna, puede que las tres, hay que ir al enlace de arriba para saber más.

 

Jesus Parrado Alameda Web 300 225

Los mejores consejos sobre marketing digital que puedes aplicar hoy contandos de manera sencilla y entrenida

Todo ha salido bien.

Share This