Por favor no perdamos el sentido del humor.

Ese extraordinario fusible para el cerebro, que además es gratuito.

Mira, este es un chiste que me encanta y además se puede aprender sobre vender cosas por internet.

El chiste es el siguiente.

El circo llega a un pueblo y una de las artistas del circo va a confesarse.

– Padre, últimamente me pregunto si mi profesión es un poco indecente…

– ¿Y cuál es tu profesión, hija?

– Soy saltimbanqui.

– ¿Y eso qué es?

– Pues… funambulista, volatinera.

Pero el sacerdote, sigue sin entender lo que la muchacha quiere decir, y pregunta:

-¿Me puedes dar algún dato más, hija?

-Un momento padre…

La muchacha sale del confesionario y se da dos volteretas laterales y un triple salto mortal.

 

De pronto todas las señoras que se encontraban esperando su turno salen corriendo de la Iglesia.

– ¿Qué les pasa señoras? – Pregunta el cura.

– ¡Qué nos vamos a confesar al cura del pueblo de al lado! 

– ¡Porque usted manda unas penitencias muy difíciles!

Bien.

Me encanta este chiste, y siempre que puedo lo cuento.

Es una buena excusa para hablar de cosas que hay que evitar para que las visitas salgan corriendo de tu página web.

Incluso mejor, para que no se queden en la puerta.

Es más, para que tengan ganas de ir ver qué tienes que ofrecer.

Y lo puedes leer en el quinto correo que recibes cuando te suscribes aquí.

Publicidad online

P.D. En los correos también cuento otras cosas interesantes para crecer con cada clic.

 

 

Jesus Parrado Alameda Web 300 225

Los mejores consejos sobre marketing digital que puedes aplicar hoy contandos de manera sencilla y entrenida

Todo ha salido bien.

Share This