Tener un hijo es lo mejor que hecho en mi vida, no voy a hacer nada mejor.

Eso relaja mucho, quita presión.

Es un acto de generosidad muy gratificante.

También da trabajo y dolores de cabeza.

Y además cuesta dinero.

Vamos con esta última parte.

Todo lo que tienes que comprar para el niño es un dinero.

Y además si eres primerizo solo quieres lo mejor de lo mejor.

Estamos en ese estado.

Paseamos al niño por la calle con toda la familia rodeando al recién nacido, como si estuviese hecho de oro macizo.

Solo nos falta correr como los guardaespaldas corren al lado del coche presidencial.

Es una escena que sigo viendo, por suerte, y me produce mucha ternura.

Me despisto.

Todo es muy caro, pero hay compras que tienes que hacer sí o sí, que por lo menos te pueden dejar algo de aprendizaje.

Hay que bajar un rato de la nube, y ponerse los ojos de ver y las orejas de escuchar.

Pero es muy interesante.

Te hablo del carrito para niño o la silla para el coche.

Son productos caros, y como no tienes ni idea, miras y miras webs, y lees millones de opiniones.

Te va a dar lo mismo.

Es mucho mejor visitar varias tiendas especializadas en este tipo de productos.

Asumir que vas a dedicar varias mañanas del fin de semana a este proyecto.

Y disfrutarlo.

Porque es un espectáculo.

Son locales bastante grandes.

Tienen colocados los productos con bastante distancia unos de otros.

El precio y el nombre están visibles y claros.

Lo mejor es pedir cita, sí lo has oído bien, pedir cita.

Porque si vas sin pedir cita te va a tocar esperar turno, y bastante tiempo.

¿Por qué?

Pues porque los comerciales se toman todo el tiempo del mundo con cada cliente.

Y cuando digo todo el tiempo del mundo, es todo el tiempo del mundo.

Si alguien viene y les dice eso de ¿Le puedo hacer una pregunta rápida?

Con toda la amabilidad les dirigen al mostrador dónde pueden esperar su turno.

Ahora estoy con estos señores.

Bien.

La primera pregunta del comercial suele ser ¿Tienen mirado un modelo o marca en concreto?

Supongo que para situarse.

Se lo saben todo de todos los productos, pero es necesario acotar.

Además si te fijas, venden dos o tres marcas.

Se especializan en esas marcas y se conocen cada detalle de cada producto.

Pero lo mejor no es eso.

Lo mejor es como conocen las preocupaciones de los clientes en ese momento.

Sin prisa, pero sin pausa, resuelven cada una de las dudas, miedos, inquietudes.

Sin prisa, cero prisa.

Cuando terminas le quieres invitar a tomar el aperitivo.

Es magistral.

A veces tengo la tentación de ir solo por aprender un poco más.

Hacemos visible tu empresa en internet paso a paso, pieza a pieza.

En el enlace tienes más detalles.

Si te suscribes, tendrás aún más detalles.

Y si hay algo que no he resuelto, me puedes escribir para que pueda resolver tu duda.

Este es el enlace.

P.D. Marketing online, pieza a pieza, paso a paso, primero una cosa y luego la otra, es arriba.

 

Jesus Parrado Alameda Web 300 225

Los mejores consejos sobre marketing digital que puedes aplicar hoy contandos de manera sencilla y entrenida

Todo ha salido bien.

Share This