No se me da bien mentir.

Si quieres lo intento.

Aunque no tiene mucho sentido tener una radiografía de tu web en la mano y decirte, pues sí, todo ok, sigue invirtiendo en publicidad, todo va bien.

Vamos a ver.

Si no quieres que te mienta un médico radiólogo.

Si no quieres que te mienta el veterinario de tu mascota.

¿Por qué te tengo que mentir yo?

Si veo que tu página web no funciona porque me lo dicen los datos.

Por qué te lo voy a ocultar.

Y si sé como puedo intentar solucionarlo porque tengo indicios sobre la intención de compra de tus visitas.

Por qué no te lo voy a proponer.

Por qué no te lo voy a decir antes de que me contrates.

Por qué no te lo voy a contar aunque no me contrates.

¿Tú dejarías a alguien caminar en el desierto a la deriva?

¿Tú no le tratarías de indicar otro camino?

¿Tú no le darías agua para el viaje por lo menos?

Lo siento mucho, pero no te miento.

Y ahora que cada uno se abandone a su desierto.

GESTIÓN DE CAMPAÑAS DE PUBLICIDAD CON GOOGLE ADS