Cuando salgo a caminar.

El deporte de los ancianos de 39 a 55 años.

Me gusta escuchar la radio, porque me conecta con la realidad.

Y porque te encuentras con grandes historias, además de algunas casualidades que me gusta coleccionar.

Para el doctor Felipe Calvo la felicidad es el sonido de la campana que hacen sonar cuando los pacientes de cáncer terminan su tratamiento.

El sonido de la campana y los aplausos de todo el equipo y familiares es lo que mueve a este médico madrileño, nacido enfrente del hospital Gregorio Marañón.

Es un tema delicado, así que he escuchado varias veces la entrevista, porque quiero hacerlo muy bien hoy.

Y también motivado por la actitud del doctor Felipe Calvo.

A los 65 años en lugar de retirarse volvió a Estados Unidos para formarse en una nueva terapia contra el cáncer.

Cuando lo normal es retirarse, él ha vuelto a estudiar como un residente más de la clínica Mayo de Minnesota.

Y después ha vuelto a España para poner en marcha la primera unidad de tratamiento que utiliza la protón terapia en la clínica Universidad de Navarra.

Esta terapia por radiación supone un avance considerable porque produce menos secuelas y efectos secundarios en los tejidos sanos de los pacientes.

El beneficio es claro, al tratar a los pacientes con radiación tratamos de no generar más daño que el que curamos.

Esto me parece una gran noticia, pero me gustaría seguir con el doctor.

Durante su rotación en neurología en el hospital La Paz, viendo el sufrimiento y dependencia de estos pacientes decidió que era en este tipo de entornos donde debía poner su esfuerzo.

Decidió que debía trabajar en aliviar el sufrimiento severo.

La entrevista continúa y es muy interesante todo lo que cuentan sobre el tratamiento, y las expectativas para los próximos años.

Yo sigo con el doctor.

Porque se sigue emocionando cuando escucha la campana, y mientras esta emoción continua no tiene pensamiento de retirarse.

También confiesa que cuenta con un gran equipo que le da mucha confianza para seguir aportando.

Pero lo que más le gusta es el trato con los pacientes, la gente que confía en él le genera un compromiso que le cuesta mucho no atender.

Y me encanta como termina.

La esperanza lo es todo.

Los libros de oncología no son capaces de explicar el efecto que tiene las emociones sobre los pacientes.

Como una actitud positiva y la información para tomar decisiones con libertad son clave para la recuperación de muchos pacientes.

El doctor está convencido de que un día descubriremos la relación entre la emoción y la biología.

Para terminar.

Una curiosidad más de esas que me gusta coleccionar.

La nota que da la campana al sonar es un Si.

Un gran abrazo y que tengas un gran día.

 

Jesus Parrado Alameda Web 300 225

Los mejores consejos sobre marketing digital que puedes aplicar hoy contandos de manera sencilla y entrenida

Todo ha salido bien.

Share This